martes, 16 de noviembre de 2010

"De dioses y hombres", estreno el 14 de enero (crítica)

Hace sólo unos días que finalizó el Festival de Cine Europeo de Sevilla, pero algunas de sus películas ya tienen distribuidora en España. Otras, como De dioses y hombres, cuentan incluso con fecha de estreno desde antes del inicio del certamen. En el caso del film dirigido por Xavier Beauvois, que llegará a España el 14 de enero. La cinta, además, está preseleccionada por Francia para representarla en los Oscar.

Un monasterio en las montañas del Magreb en los años noventa. Ocho monjes cistercienses viven en perfecta armonía con la población musulmana. Un grupo de fundamentalistas islámicos asesina a un equipo de trabajadores extranjeros y el pánico se apodera de la región. El ejército ofrece protección a los monjes, pero éstos la rechazan. ¿Qué deben hacer? ¿Irse, quedarse? A pesar de la creciente amenaza, empiezan a darse cuenta de que no tienen elección y deben quedarse, pase lo que pase. La película se basa a grandes rasgos en la vida de los monjes cistercienses del Tibhirine, en Argelia, desde el año 1993 hasta su secuestro en 1996.
Aunque la película trata de capturar el espíritu de estos acontecimientos, su intención no es la de recrear con exactitud la realidad histórica del suceso. Su ritmo, acorde al modo de vida de un monasterio cisterciense, describe la cotidianidad de estos monjes, su entrega hacia el pueblo vecino y trata de transmitir al espectador el mensaje de paz que éstos desean.

La vida de los monjes cistercienses se ve reflejada con gran fidelidad en el film. Aunque optan por el silencio la mayor parte del día, los cantos son una parte esencial de sus rezos, de ahí que los monjes se pasen la mayor parte del día cantando.

El momento de reflexión en que se ven sumergidos los monjes protagonistas de esta cinta cuando deben decidir si irse o quedarse ante el peligro que les acecha, también se le presenta al espectador. En ocasiones, los silencios se hacen demasiado largos, aunque afortunadamente su bella fotografía nos permite relajarnos y disfrutar de las imágenes del campo y de los quehaceres diarios de los monjes.
Su tranquilidad se ve interrumpida con la irrupción de los fundamentalistas islámicos en el monasterio, únicos momentos en que el realizador Xavier Beauvois se permite cambiar el ritmo de la acción.

Antes de terminar, cabe destacar la inmejorable escena de la cena que los monjes comparten con El lago de los cisnes de fondo. Excelentemente planificada, consigue transmitir una gran emoción al espectador.

Finalmente, De dioses y hombres es una película que merece la pena ver, que consigue transmitirnos un gran mensaje conciliador y que nos hace reflexionar sobre el mundo en que vivimos. Puro cine europeo

======================
Comprueba aquí la lista de participantes del sorteo Generación Millenium
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...